T (+34) 988 225 334 E info@servicioaleman.es

Accidente con conductor a la fuga

Puede ocurrir, y no es tan poco habitual, que mientras circulamos tranquilamente con nuestro coche, otro conductor deshonesto e incívico provoque un accidente contra nuestro vehículo y se dé a la fuga. Suele ocurrir sobre todo cuando este conductor o no tiene su coche asegurado o no está en posesión de la licencia de conducir, o puede que simplemente esté bajo los efectos del alcohol o alguna droga o esté circulando con un coche robado. En cualquier caso, lo que suele ocurrir es que nos pongamos nerviosos y tratemos de perseguir a dicho conductor ante tal injusticia. Craso error.

Aunque lo normal y a lo que estamos acostumbrados ante una situación tan desagradable es a que ambos vehículos se detengan para formalizar el papeleo para las aseguradoras, hay que estar preparados para que esto no ocurra por alguno de los motivos antes señalizados. Por ello os aconsejamos que en el mismo momento de la colisión, detengáis el coche e intentéis memorizar todos los datos oportunos del vehículo causante del accidente antes de que este pueda darse a la fuga (matrícula, marca del vehículo, modelo, color, etc.). Acto seguido, pero no antes de ponerte en contacto con la Policía Local o la Guardia Civil, en caso de que dicho vehículo se diese a la fuga, lo que debemos hacer es recoger todos los datos personales y las declaraciones de los testigos del accidente (en el caso de que la suerte estuviese de tu lado y los hubiese) y sacar fotos de todos los elementos que puedan demostrar en un posterior juicio la recreación del accidente (los daños sufridos por tu coche, en qué lugar se ha producido justamente el accidente, marcas de frenada o vestigios en la carretera, restos de pintura o de chapa del otro vehículo, etc.).

Llegados a este punto pueden ocurrir dos situaciones:

  1. Que tengamos la matrícula del otro vehículo, en cuyo caso, después de haber realizado la correspondiente denuncia a la policía y puesto en conocimiento de la misma a tu aseguradora, solo te quedará a esperar a que encuentren al propietario del vehículo para que subsane los daños ocasionados en caso de que esté asegurado (a lo que tenga que enfrentarse el individuo por darse a la fuga después de un accidente es algo que podremos tratar en otro post de nuestro blog). En el caso de que no esté asegurado tendremos que tramitar una denuncia a través del Consorcio de Compensación de Seguros, pero en este caso al no haber daños físicos a la persona de por medio, no recibiremos ninguna compensación económica y todo dependerá de la cobertura que tengamos en nuestro seguro del vehículo en la llamada Cobertura Contra Conductor Sin Seguro o con la Cobertura Contra Conductor por Daños a la Propiedad, que como todas las coberturas de seguro, el nivel de protección que obtienes dependerá de los detalles específicos de tu póliza y de los límites de responsabilidad civil que compres.
  2. Que no hayamos conseguido la matrícula del otro vehículo, en cuyo caso solo nos cabe esperar que hayamos sido inteligentes desde el principio y tengamos una buena póliza para estas situaciones con nuestra aseguradora.