Cómo quitar el hielo del parabrisas sin peligro

Aprovechando esta nueva entrada en nuestro blog en la que os traemos un nuevo consejo muy útil, sobre todo para estos días de intenso frío, pero antes queremos felicitar el año nuevo a todos nuestros asiduos lectores y también, por supuesto, a los más esporádicos como puede ser tu caso.

Aunque podamos estar ya bastante acostumbrados a pasar las fiestas navideñas con bastante frío año tras año, este año está siendo especialmente fresco en toda la provincia de Ourense, con importantes heladas y niebla densa, que afecta en gran medida a nuestras capacidades para manejar el vehículo en condiciones óptimas, obligándonos a concentrarnos en la carretera al doscientos por ciento por si surge cualquier imprevisto por culpa del estado del asfalto. Pero, sin duda, quienes más sufren estas condiciones meteorológicas son los coches que han de pasar la noche en la calle a temperaturas bajo los cero grados, provocando que a la mañana siguiente nos encontremos con los parabrisas y los faros con hielo, impidiendo que podamos conducir e incluso puede ocurrir que se descargue la batería del coche y que este no arranque –en otro post de nuestro blog os contaremos algún truco para poder arrancar el coche en el caso de que esto ocurra— pero hoy estamos para ayudaros a quitar el hielo del parabrisas sin peligro de estallarlo o rayarlo.

Por supuesto, lo perfecto antes de ponernos con los consejos de cómo eliminar el hielo, es recomendaros un método sencillo de prevención del hielo en el parabrisas para así ahorrarnos el trabajo de tener que quitarlo. Tan sencillo como cubrir el parabrisas con una manta, una lona o incluso más rudimentario pero también efectivo, con un simple cartón. Esto evitará que se forme una placa de hielo y no lleva más trabajo que el de asegurar bien el material escogido para dicha función para que no se pueda caer durante la noche y de retirarlo a la mañana siguiente.

Pero, si por el motivo que sea no has podido cubrir el parabrisas y se te ha formado la dichosa capa de hielo, ni se te ocurra tirar un vaso de agua caliente contra el parabrisas, pues los cambios bruscos de temperatura pueden estallar el cristal con una alta probabilidad. Nuestro consejo:

En primer lugar, enciende el motor del coche para que se vaya calentando el radiador de la calefacción y dirige el mismo contra el parabrisas para que el hielo empiece a ablandarse poco a poco. Si tienes la suerte de poseer un spray anticongelante rocíalo sobre el parabrisas, son muy eficaces pero no son baratos. Una solución más barata es utilizar alcohol pues tiene un punto de congelación más bajo que el del agua. Si la capa de hielo es muy gruesa, es posible que con todo esto no sea suficiente y tendremos que rascar la capa de hielo con una rasqueta de plástico –nunca utilizar un objeto metálico, pues acabaremos rayando el cristal del parabrisas— y si no poseemos una podemos utilizar una tarjeta de dni o similar que no esté en vigencia (puede ser un buen recambio para la tarea). Finalmente, y solo después de haber quitado la mayor parte del hielo, podemos activar el limpiaparabrisas asegurándonos de que el depósito del líquido contenga líquido anticongelante para quitar los restos que queden de hielo y dejar el parabrisas bien limpio para poder empezar nuestro trayecto hacia nuestro destino con la máxima seguridad.

Desde Servicio Alemán esperamos haber sido de ayuda con esta nueva entrada y os deseamos un feliz año 2017.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *