Comprar un coche eléctrico

La tendencia de las sociedades contemporáneas europeas consiste en fomentar la adquisición de vehículos propulsados por energías alternativas. De esta forma, el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad promueve desde el 2016 con el Plan MOVEA la compra de vehículos motorizados que usan fuentes de energía renovables o alternativas al consumo de carburantes como el petróleo. La razón principal estriba en disminuir las emisiones de CO2 y así conseguir una calidad de aire más pura para nuestro entorno.

El Plan MOVEA se renovará este año 2017, de forma que la adquisición de vehículos limpios será más asequible, gracias a las subvenciones facilitadas por las instituciones competentes. En este artículo nos centraremos en los requisitos, los beneficios y la gestión para la compra de turismos, es decir, aquellos coches que no superan en ocho su número de plazas.

Hay que resaltar que la compra de coches eléctricos, híbridos o de combustibles alternativos puede realizarse por particulares, por empresas y por instituciones u organismos. De esta forma, la subvención se extiende a un amplio sector implicado en la circulación de vehículos.

Definidos los beneficiarios de la ayuda, centrémonos ahora en los objetos subvencionables, en este caso, los turismos. Según el Real Decreto 1078/2015, de 27 de noviembre, se incluye en la categoría M1 “Vehículos de motor con al menos cuatro ruedas diseñados y fabricados para el transporte de pasajeros, que tengan, además del asiento del conductor, ocho plazas como máximo.” Este será el objeto de subvención que nos interesa en esta entrada.

Debemos, por otra parte, diferenciar dentro de esta categoría unas subcategorías definidas por la calidad de la fuente de energía. Esto es importante, pues determinará la cuantía de la subvención. Así pues, podemos distinguir entre:

  • BEV: coches eléctricos puros
  • REEV: eléctricos de autonomía extendida, propulsado total o parcialmente por motores de combustión interna de gasolina o gasóleo y eléctricos
  • PHEV: híbridos enchufables propulsados total o parcialmente mediante motores de combustión interna de gasolina o gasóleo y eléctricos, que a la fecha de activación de la reserva de presupuesto se encuentren clasificados como clase A o B.
  • Y los propulsados por motores de combustión interna que puedan utilizar combustibles fósiles alternativos, homologados como GLP/Autogás, GNC, GNL o bifuel gasolina-gas.

De esta manera, las cuantías subvencionables pueden oscilar entre los 1.100 euros y los 5.500 euros, dependiendo de la categoría a la que se adscriba el vehículo, la cuantía total de su adquisición.

Para beneficio del consumidor hay que resaltar que la tramitación de las ayudas la gestionará la entidad vendedora. Entidad que no puede ser beneficiaria de las ayudas, pero que sí se encargará de tramitar las ayudas, siempre y cuando esté inscrita en el registro telemático creado para este fin.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *