Consejos para circular sobre hielo y nieve

Con la llegada de las fechas navideñas y los maleteros cargados de felicidad y regalos, ya estamos pensando en los distintos viajes que haremos durante estas próximas semanas para juntarnos con nuestros seres queridos y disfrutar de estos días de fiesta.

Sin lugar a dudas, estas son fechas especialmente llenas de diversión y regalos para los niños, pero los adultos antes de regocijarnos tenemos que atender a una gran cantidad de detalles, entre ellos los regalos, los preparativos para las comidas y las cenas, y de algo muy importante, sobre todo para aquellas personas que tenemos que coger el coche y desplazarnos: las carreteras.

Desde Servicio Alemán queremos hacer un llamamiento a la cautela a la hora de coger el coche o la moto. Todos deberíamos ser conscientes de que en estas fechas hay dos factores determinantes que aumentan significativamente los accidentes viales: Uno es el incremento de vehículos que circularán estos días por nuestras carreteras y el otro es el frío en forma de hielo y nieve. Por eso, estos días más que nunca, es momento para conducir con la máxima atención y a una velocidad mucho más que prudente. No os fiéis nunca de la carretera, pues el hielo es un enemigo prácticamente invisible y aunque veamos el sol resplandeciendo sobre ella, no significa que no pueda haber hielo en algunas zonas, pues hay ciertas partes de la vía que permanecen siempre a la sombra y por lo tanto el hielo puede que no se derrita.

Para todos aquellos que hayáis extremado las precauciones, pero todavía así, por mala fortuna, el coche patina sobre el hielo, recordad no pisar nunca el freno, pues solo agravará la situación.

Si el coche os patina de la parte delantera, soltad el acelerador moderadamente hasta que con un poco de suerte el vehículo vuelva a agarrarse al asfalto y os hagáis de nuevo con el control de la situación. Tratad siempre de mantener la calma.

Si el coche os patina de atrás, tratad de girar el volante en dirección al lado hacia el que se está deslizando la trasera del coche, pero no giréis nunca el volante más de 45 grados, con eso bastará para controlar el derrapaje, pues si lo giráis más, puede que lleguéis a controlar el vehículo en un primer momento, pero lo más seguro es que el coche responda con un fuerte latigazo que nos puede llevar a una situación peor que la inicial.

Por último, si os veis en la obligación de circular sobre nieve, además de aseguraros antes de iniciar el viaje de que disponéis de las cadenas para la nieve de las ruedas, recordad arrancar siempre el coche en segunda marcha, pues si arrancáis en primera velocidad sobre nieve habrá muchas probabilidades de que el coche os patine. Así mismo, evitad las marchas largas, ya que tendréis menos control sobre el vehículo. Procurad mantener siempre el motor en torno a las 2000 rpm en vehículos diesel y a las 2500 rpm en vehículos de gasolina.

Sin embargo, el mejor consejo que os podemos dar desde Servicio Alemán es que tratéis de evitar este tipo de situaciones, pero si no hay otra salida, que mejor que alquilar un vehículo a través de nuestro servicio de alquiler de coches, en el que te garantizamos un coche en las condiciones óptimas para poder afrontar este tipo de adversidades minimizando los riesgos.

Disfruten del trayecto y felices fiestas para todos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *