T (+34) 988 225 334 E info@servicioaleman.es

El coche del futuro

Muchos de nosotros hemos pensado en cómo sería el coche del futuro. Seguramente, y muy influenciados por el imaginario cinematográfico, hemos pensando en un coche volador. Un vehículo que, en lugar de rodar por el asfalto, se deslizase suavemente y a toda velocidad por cualquier superficie y espacio.

Sin embargo, ese no es el coche del futuro. Al menos, no por por el momento. Siento decepcionaros. Pero el coche del futuro está aquí y ahora. Bueno, más bien, lo están desarrollando. No vuela, pero es capaz de moverse sin conductor. Es decir, es un vehículo no pilotado.

El pasado lunes 23 de noviembre un Citröen C4 Grand Picasso realizó el trayecto que separa Vigo de Madrid. Todo ello por autopista. ¿La principal novedad?, que era pilotado de forma autónoma. Esto es, ningún conductor puso sus manos sobre el volante para dirigir la trayectoria del vehículo motorizado. Tampoco se encargó ninguna persona de ajustar la velocidad del coche o indicarle cuando era más apropiado adelantar a otro coche o aminorar la velocidad. Además se adecuaba perfectamente a la velocidad permitida en la vía.

No obstante, un grupo de ingenieros se encargaba de supervisar el viaje del vehículo y realizaban alguna modificación en caso de que fuese necesario. De momento es solo un proyecto piloto, por tanto, se están ejecutando las pruebas necesarias para mejorar el vehículo y corregir los posibles errores.

El objetivo de la compañía es poder ofertar coches con estas prestaciones para el año 2020. Nótese que la conducción sin piloto estaría restringida a cierto tipo de vías: autopistas, autovías y vías rápidas. De esta forma, el coche solo circularía sin piloto o, mejor dicho, con el piloto automático activado por aquellas calzadas de sentido único y con más de un carril por sentido.

¿Cuáles son las ventajas de esta innovación tecnológica? La intención de la compañía y las autoridades es reducir los accidentes de tráfico causados por la fatiga o los despistes humanos. Así, cuando un conductor tenga que atravesar todo el país, cada vez que ingrese en una vía de las anteriormente mencionadas, podrá activar el piloto automático, descansar y dejar que el coche trabaje por él.

Para una conducción totalmente autónoma de los coches aún tenemos que esperar un poco más. Es decir, para que un coche circule por ciudad, por ejemplo, sin conducción humana debemos dejar trabajar a los ingenieros. De hecho, un humilde servidor cree que se necesite un desarrollo tecnológico más allá del vehículo, es decir, la implementación de tecnología en las ciudades. Pero este tema lo dejamos para una entrada próxima de este blog.

Para terminar una última reflexión. ¿Qué ventajas ofrecerá este tipo de tecnología para el arrendatario de vehículos? Por una parte, quien alquile un coche o furgoneta para su disfrute podrá conducir con una mayor tranquilidad. Además del seguro de circulación obligatorio, que cubre cualquier incidente o accidente imprevisto, el piloto automático asumirá la responsabilidad del error humano, llevándolo a su mínima expresión: cero.

Por otra parte, quien ofrezca el servicio de alquiler de vehículos dormirá más tranquilo cuando su vehículo entre en una autopista. Ya no dependerá de la atención o habilidad humana, sino de la fiabilidad tecnológica, comprobada y en constante mejora a cargo del fabricante.

Los derechos de la imagen pertenecen a sus autores: JMortonPhoto.com & OtoGodfrey.com