T (+34) 988 225 334 E info@servicioaleman.es

El curioso caso del coche excéntrico

Es curioso, aunque seamos una empresa que se dedica a la mecánica de los vehículos y al alquiler de coches, que un modelo antiguo, muy concreto y no muy conocido, salga como tema de conversación con gente que viene a alquilar un vehículo a nuestras oficinas.

Unos cuantos posts de nuestro blog más atrás, hablábamos de vehículos míticos de películas, pero al parecer nos olvidábamos de uno muy exclusivo; no por sus características especiales, ni por tratarse de casi un protagonista más de la serie o película en cuestión, sino por ser un coche icónico que marcó un antes y después en el diseño de coches deportivos.

La primera vez que salió este vehículo a conversación con nuestros clientes ha sido más o menos hace un par de años, cuando un grupo de jóvenes que querían alquilar un vehículo para ir desde Ourense hasta el festival de Benicassim, preguntaban de forma irónica y entre risas si no les podríamos alquilar el coche de la ultraviolencia. Tras unos segundos de estupor y de duda  acompañada por la carcajada de nuestros clientes, conseguí asociar, casi de forma casual, la palabra ultraviolencia con la película La naranja mecánica (1971) de Stanley Kubrick, por lo que les respondí: “¿En qué color lo queréis? El maletero va a ir lleno de leche galáctica, pero como solo queda un modelo de ese coche en el mundo capaz de circular, creo que el alquiler del mismo os va a salir por un pastón, amén de que no creo ni que lleguéis a Benicassim y os perderéis a vuestros músicos preferidos, ¿seguro que no preferís el Seat Ibiza que ibais a alquilar?” Finalmente, fueron y volvieron en el Seat que alquilaron en Servicio Alemán y como nos han confesado nunca olvidarán ese viaje ni el coche que los acompañó durante todo el trayecto.

Pues bien, hace tan solo unos días, una pareja asturiana que quería alquilar un coche para volver a su tierra después de pasar estos días festivos con su familia ourensana, respondían a la pregunta “¿Qué coche os gustaría alquilar?” con un: “Pues si podemos elegir nos gustaría volver a Asturias en el Durango 95, el coche de Álex y sus drugos”.

Y ahí estaba otra vez, otros clientes que querían conducir el Adams Probe 16, el coche de La naranja mecánica. Y, es que este coche, aun con el paso de los años (fue diseñado por los hermanos Adams en 1969) sigue siendo todavía una pieza única y excéntrica. Los diseñadores pretendían crear el coche del futuro, un deportivo único, y para ello crearon el bólido más bajito hasta la fecha, con apenas 87 centímetros de altura. Otra particularidad del coche es que no tiene puertas y tiene un habitáculo transparente con el techo abierto a través del cual entran sus ocupantes. El motor es un Austin de 1,8 litros que no llega a los 100 caballos de potencia. El deportivo tiene una carrocería de fibra de vidrio montada sobre un chasis de madera. Este último detalle es lo que debió de facilitar que uno de los tres únicos modelos fabricados ardiera por completo.

De nuevo gracias al ingenio, pudimos responder que no creíamos que ese fuese el coche que necesitasen, el vehículo que mejor se adaptase a sus necesidades, pues se acercaba el temporal que azotó gran parte de España y se iban a poner perdidos con su Durango 95.

Finalmente, casualidad o no, también se decantaron por alquilar el Seat Ibiza.