T (+34) 988 225 334 E info@servicioaleman.es

El futuro coche reciclable

Desde el blog de Servicio Alemán os hemos hablado en posts anteriores de la importancia de reducir la contaminación producida por los vehículos de todo el mundo que afectan directamente a la capa de ozono y, por tanto, son uno de los factores claves del cambio climático que estamos experimentando, que afectan directamente al ser humano y, antes y más todavía, a la fauna y la flora de todo el mundo.

Por supuesto que está en las manos de todos reducir las emisiones de CO₂: Utilizar el transporte público en lugar del coche en los trayectos urbanos, utilizar otros medios de transporte para desplazarse a cortas distancias como pueden ser la bici o las piernas, revisar las emisiones de gases contaminantes de nuestro vehículo con regularidad e incluso algo tan básico como respetar los límites de velocidad, ayudan sin duda a amortiguar un poco el tremendo impacto ecológico que producimos a nuestra amada Madre Tierra.

Sin embargo, y en nuestra en opinión, reducir este impacto tan negativo está también en gran medida en las manos de los grandes fabricantes de vehículos, pues son ellos los que tienen la llave para poder cambiar la situación. Y en esas están. El coche eléctrico ya es una realidad a medias, pues todavía deben mejorar mucho su rendimiento para que la gente se anime a su compra y los gobiernos de todo el mundo deben invertir en puntos de carga y subvenciones para su adquisición, lo que complica todo un poco más. Los coches que sí ya son una realidad, y cada día ya se ven más por las carreteras, son los coches híbridos, que han logrado reducir en un gran porcentaje el consumo de combustible y por tanto las emisiones de gases contaminantes.

Pero este post de Servicio Alemán quiere presentaros un nuevo modelo de vehículo que no tardará en llegar a los mercados de todo el mundo y que ha llamado y tiene toda nuestra atención. Se trata del nuevo coche presentado por La petrolera Shell, el diseñador de F1 Gordon Murray y la consultora Geo Technology, que se han unido para traernos de la mano un vehículo pensado para entornos urbanos, súper eficiente y lo más llamativo de todo: Reciclable. Se trata del nuevo Shell T25 y pese a no tratarse de un vehículo eléctrico y ser un coche a gasolina, su consumo inferior a 3 litros cada 100 kms consigue mejorar la eficiencia y la contaminación de un coche híbrido en un 32% de media, lo cual creemos que es realmente un gran avance tecnológico y el camino a seguir.

Pese al bajo consumo de este nuevo vehículo, no crean ustedes que este coche anda menos que una moto, pues gracias a su motor de gasolina puede llegar a alcanzar, según los datos facilitados hasta el momento, los 156km/h de velocidad máxima.

Sin embargo, lo más llamativo de este vehículo como decíamos más arriba, es que se trata de un coche fabricado con fibra de carbono, por lo que se trata de un coche ultra ligero (550 kgs) y que además, gracias a este material, una vez se acabe la vida útil del vehículo, este se puede reciclar. Por otro lado, no crean que por tratarse de un vehículo ligero este es menos seguro, pues El T25 ofrece gran resistencia a los impactos gracias a la tecnología de Fórmula 1 empleada en su fabricación.

Por último y no menos importante, sus creadores dicen que fabricar el Shell T25 ha costado la cuarta parte que un coche convencional, gracias en gran medida a que muchos elementos de la carrocería se han creado con impresoras 3D. Habrá que esperar para ver el coste de salida en el mercado de este coche urbano tan interesante.

Mientras vemos que los avances tecnológicos van por el buen camino, nosotros seguiremos informando.

Derechos de la imagen: Shell