El problema de los talleres mecánicos piratas

La profunda crisis, en la que llevamos metidos desde hace ya bastantes años y cuyo fin no parece llegar nunca, ha provocado el cierre de miles de negocios en todos los sectores durante este tiempo. Los talleres mecánicos por mucho que piense la gente que no nos hemos visto realmente afectados, los números dicen algo muy diferente, de hecho, para mediados de 2014 ya habían cerrado más de 6000 talleres mecánicos de reparación por toda España.

Sin duda, la crisis es uno de los grandes alicientes para tanto cierre, pues como los propietarios de vehículos también están afectados por la crisis, retrasan las reparaciones, obvian revisiones y en última instancia acuden a talleres de reparación piratas.

Si pensamos bien en los números nos entran escalofríos, ¿cuántos mecánicos despedidos hubo si han cerrado tantísimos talleres mecánicos en no más de 10 años? La necesidad de superviviencia y la abundancia de mecánicos en paro, junto con la búsqueda de precios baratos por parte de los clientes, han creado el caldo de cultivo propicio para la eclosión de un mercado sumergido de reparación de vehículos.

Según un informe de la Ganvam (Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos) estos competidores ilegales se han hecho con una cuota de mercado superior al 20%, o lo que es lo mismo, ese 20% equivaldría a una facturación en negro de unos 1.000 millones por parte de unos 10.000 talleres o profesionales y, como consecuencia, un fraude a Hacienda por un importe de unos 210 millones y a la Seguridad Social de 112 millones.

Así, los talleres mecánicos ilegales pueden ofrecer mejores precios al estar “exentos” de pagar tasas e impuestos y utilizar piezas baratas de baja calidad, pero como todos sabemos, la mayoría de las veces lo barato sale caro y no lo decimos solo porque creamos que ese arreglo no sea lo suficientemente profesional, sino porque podemos estar poniendo en peligro nuestra propia seguridad y la de los que circulan con nosotros por las mismas carreteras. Además, este tipo de taller clandestino, no te entregará en ningún momento una factura oficial por lo que te quedarás totalmente desprotegido ante la ley si la reparación no ha sido satisfactoria, sin ningún tipo de servicio postventa.

Además, en Servicio Alemán estamos muy acostumbrados ya al doble gasto que supone al cliente acudir a este tipo de pseudoprofesionales, que en lugar de una reparación total del problema, suelen hacer remiendos que suelen ocasionar desperfectos, que más tarde acabamos reparando en un taller legal que lucha por una profesión digna.

Somos muy conscientes de la facilidad que hay hoy en día para encontrar un mecánico pirata que te ofrezca un servicio barato, solo tienes que acudir a google y buscar, no tardarás en encontrar mecánicos que te ofrecen sus servicios a través de WhatsApp o similar, en su propia casa, en un polígono abandonado o en un parking colapsado. Pero, desde Servicio Alemán queremos llamar a la conciencia colectiva para evitar este tipo de actos ilegales, que desprestigian el trabajo de muchos profesionales dignos, que estamos en este mundo del motor para ofrecer confianza y seguridad para tu vehículo motorizado.

En Servicio Alemán Taller Mecánico te estamos esperando para convertirnos en tu taller de confianza, porque tu vehículo, ya sea un turismo, una moto o una furgoneta, no es un juguete.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *