La industria del automóvil sigue en auge

Que la industria del automóvil está en auge en nuestro país es un dato bastante conocido desde hace ya varios años, pero debemos ser conscientes de su verdadera importancia. Y es que The Atlas of Economic Complexity, una de las fuentes más fiables a la hora de comparar datos sobre exportaciones e importaciones entre los distintos países del mundo, informa que en 2014 las exportaciones de la industria automovilística en España supusieron el once por ciento de las exportaciones totales del país, confirmándose como el sector que más exporta al exterior, seguido desde bastante lejos por la industria del petróleo que ocupa un cinco por ciento del total de las exportaciones.

Podéis observar con más calma y detenimiento todos los datos arrojados por el portal anteriormente mencionado pulsando aquí.

Lo interesante de estos datos de 2014 es que desde entonces, aunque parezca que no haya pasado demasiado tiempo, la industria del motor ya ha evolucionado y sigue expandiendo sus exportaciones, buscando nuevos mercados fuera de la UE en un intento por exportar a los cinco continentes que, según hemos podido saber recientemente, está siendo todo un éxito, pues desde enero y agosto de este mismo año se han exportado casi 300.000 vehículos desde nuestras fábricas (según datos de Anfac), sin duda, un récord absoluto en ese periodo de tiempo, pero que se podía ir vislumbrando puesto que en los últimos 4 años el crecimiento en las exportaciones de vehículos ha superado el 20% de crecimiento anual.

Por supuesto, todo esto no sería posible si no fuese por los continuos acuerdos a los que llega la Unión Europea con otros países para poder iniciar dichas exportaciones. Como caso ejemplarizante el acuerdo al que se llegó con Corea del Sur en el año 2011, pues de no haber exportado casi ningún coche “español” ese año al país asiático en cuestión, se pasaron a exportar 28.000 unidades en el último ejercicio.

Aunque para finalizar, no debemos olvidarnos de que este crecimiento no podría ser posible de ninguna manera si no fuese por lo rápido que se han adaptado las fábricas de nuestro país a las nuevas demandas y a la calidad y esfuerzo que aportan los trabajadores de cada una de esas fábricas repartidas por todo nuestro territorio nacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *