Por la seguridad de los niños en los coches

El mundo de los coches y de los vehículos motorizados en general está en constante evolución en busca de dos premisas fundamentales. Por un lado, las nuevas tecnologías buscan la manera de reducir las emisiones contaminantes de los vehículos en pro de la armonía con el mundo en el que vivimos y, por otro lado, se continúa trabajando e investigando también con casi el mismo ahínco en los sistemas de seguridad de los mismos.

Es por este último punto por el cual las normas de uso de diferentes medidas de seguridad se ven sometidas a constantes cambios y modificaciones. Así, uno de los puntos de seguridad que más evolucionó en los últimos años es la normativa reguladora de las sillas de coches para niños. Pero, los mayores cambios en este sentido entrarán en vigor a partir de este verano de 2017.

Sin duda, uno de los cambios fundamentales es que la catalogación de las sillas para los coches será por la estatura de los niños y no por el peso como se ha hecho hasta el momento. Este cambio se debe básicamente a que la nueva normativa de Sistemas de Retención Infantil (SRI) obliga a los fabricantes a pasar pruebas de colisiones mucho más exigentes que en el pasado, debido en parte a que ahora la silla debe amoldarse a más elementos de seguridad que antaño, como puede ser los airbags de cortinilla que montan en la actualidad la mayoría de coches.

Gracias a estas nuevas pruebas se ha decidido quitar prácticamente del mercado los elevadores sin respaldo para niños tan comunes hoy en día y que pasarán a estar prácticamente prohibidos, ya que solo estará permitido para niños con una estatura superior a los 125 centímetros.  El motivo es que los elevadores con respaldo aseguran una mayor y mejor sujeción con el cinturón de seguridad y por lo tanto el menor tiene una mayor protección en caso de impacto lateral.

Lo que no varía es el uso obligatorio de la silla hasta que el niño alcance los 135 centímetros. Y así de claro lo deja la DGT:

Se recoge en la modificación al art. 117 del Reglamento General de Circulación (cinturones de seguridad u otros sistemas de retención infantil homologados), realizado mediante Real Decreto 667/2015 de 17 de julio (BOE de 18 de julio de 2015). Así, desde el 1 de octubre de 2015, para la normativa de la Dirección General de Tráfico, todos los menores de edad de estatura igual o inferior a 135 cm que se desplacen en vehículo, además de viajar con el sistema de retención infantil adecuado a su talla y peso como la norma exige, deberán ir sentados obligatoriamente en los asientos traseros de los vehículos, excepto:

  1. Cuando el vehículo no disponga de asientos traseros
  2. Cuando todos los asientos traseros estén ya ocupados por otros menores de las mismas características
  3. Cuando no sea posible instalar en dichos asientos traseros todos los sistemas de retención infantil.

Además, La Ley de Tráfico y Seguridad Vial indica que los agentes podrán inmovilizar el vehículo si no se dispone del dispositivo de retención infantil adecuado y se viaja con menores.

Resumiendo, si estás pensando en comprar una silla para el coche, asegúrate de informarte bien sobre la nueva legislación antes de comprar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *