Tratamiento de residuos peligrosos

Como bien es sabido por todos los amantes al mundo del motor con sensibilidad ecológica, en los talleres mecánicos se producen una gran cantidad de residuos tóxicos, peligrosos para el medio ambiente. Por ese motivo es fundamental que el taller mecánico cuente con unas instalaciones totalmente equipadas y pensadas para poder almacenar todo tipo de residuos que se producen en la reparación y mantenimiento de los vehículos.

La mayor parte de esos residuos, tanto los menos peligrosos como neumáticos o restos de chapa, como los más peligrosos para el medio ambiente como pueden ser baterías de coches, pinturas, aerosoles, tubos florescentes, etc., están totalmente regulados por la ley, por lo que un taller mecánico oficial debe cumplir con unos requisitos rigurosos a la hora de tratar con estos tipos de residuos.

Así que, todo taller mecánico para que pueda operar de forma legal y segura con el medio ambiente debe adaptar la infraestructura de las instalaciones para la correcta segregación de los residuos sin que estos se mezclen entre sí. Debe contar con contenedores apropiados para cada tipo de desecho, teniendo en cuenta la elección del tamaño, peso, color, forma y material para garantizar una adecuada gestión de cada uno de ellos. Las zonas de almacenamiento de estos residuos peligrosos deben ubicarse lejos de arquetas, canaletas, sumideros o cualquier otro elemento del sistema de evacuación de aguas, para evitar derrames accidentales que contaminen el agua.

Uno de los productos más utilizado en los talleres mecánicos y cuyos restos en forma de residuos tóxicos en los que se convierten pueden provocar daños irreparables en nuestro ecosistema es el aceite de los coches. En Servicio Alemán estamos cansados de denunciar talleres mecánicos piratas como los que os hablábamos en una entrada del blog anterior, que directamente vierten los aceites a la tierra y al agua que nos da la vida, sin ningún tipo de control ni pudor.

Por eso desde nuestro modesto taller os animamos a que siempre acudáis a un taller mecánico que cuente con los certificados necesarios y obligatorios para el tratamiento y reciclaje de residuos peligrosos y tóxicos.

Que el mundo siga girando tal y como lo conocemos está en nuestras manos y en nuestras conciencias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *