La alergia y la conducción: ¿qué debes hacer?
La alergia y la conducción: ¿qué debes hacer?

Alergia: reducir al máximo sus efectos secundarios para conducir

Alergia: reducir al máximo sus efectos secundarios para conducir

Si padeces alergia y quieres reducir sus efectos secundarios para conducir, en este artículo te decimos como. Conduce con seguridad y sigue estos consejos.

Ya está aquí la primavera y la alergia puede ser perjudicial por lo que debemos reducir sus efectos secundarios para conducir de forma segura.

Casi una de cada tres personas padece algún tipo de alergia en España y la cifra va en aumento. Estos datos, se traducen en un problema en la carretera.

Podemos decir entonces, que las alergias influyen en la conducción. Si le das un simple vistazo a las enfermedades alérgicas y a sus consiguientes síntomas, podrías entender fácilmente que si. La rinitis y el asma afectan a un gran número de personas y causan síntomas tan molestos como estornudos, secreción nasal acuosa, picor de nariz y congestión nasal. A esto se suma, la conjuntivitis, que se traduce en enrojecimiento, lagrimeo y picor ocular. Nada agradable cuando tenemos un volante en nuestras manos.

Pero vamos a profundizar en este tema que es más peliagudo de lo que parece pues hasta un 5% de los accidentes de tráfico con víctimas tiene que ver con esta afección. Una salva de estornudos causados por la alergia puede resultar fatal pues implica que retiremos la atención de la carretera durante hasta 30 segundos, en función de la velocidad y del tiempo que duren los estornudos, aparte de que resulta relativamente fácil perder el control del vehículo en esa situación.

Alquilar una furgoneta de carga económica es una solución muy atractiva para empresas que empiezan y no pueden permitirse el tener un vehículo propio.

dandelion

Los peligros de la alergia en la conducción

Los síntomas alérgicos se corresponden con los de un catarro corriente. Muchas personas confunden la alergia con un catarro o viceversa. Por eso, un diagnóstico certero ayuda a las personas a afrontar con mayor precisión y eficacia los problemas vinculados a la alergia. Los síntomas son picor de ojos, irritación nasal, secreción mucosa, picor y escozor de garganta o frecuencia de estornudos intensa. Esta sintomatología afecta a la conducción en tanto que minimiza las capacidades del conductor para estar alerta y afrontar los riesgos con celeridad. Es decir, sus reflejos y su respuesta de reacción son menores.

La Dirección General de Tráfico hace referencia a un 30% más de riesgo de sufrir un accidente para los conductores alérgicos, principalmente porque dejamos de atender a la carretera durante más de 125 metros cuando nos da un ataque de estornudos durante cinco segundos a 90 km/h.

Por otra parte, la DGT estima entre 20 y 30 segundos la pérdida de atención que puede suponer una secuencia de estornudos. A esto hay que añadir que la mayoría de las personas alérgicas tienen el sueño alterado, por padecer rinitis alérgica, estos son el 40% de los conductores.

El aumento del alquiler de coches en España se ha producido a pasos agigantados, siendo la mejor alternativa a la compra definitiva. Aquí te lo explicamos

 

Su sueño nocturno alterado se traduce así mismo en una somnolencia diurna, que puede verse incrementada por la ingesta de antihistamínicos, algo evidentemente muy peligroso para la conducción. Los antihestamínicos de última generación no deben mezclarse con alcohol porque también producen sueño, factor presente en muchos accidentes (entre el 15 y el 30%, según la confederación de autoescuelas).

De esta forma, los conductores alérgicos muestran una predisposición mayor a los riesgos derivados de una pérdida de atención en carretera o de una atención deficitaria.

En España se estima que un 20% de la población sufre problemas de alergias, y muchos son conductores habituales a los que una crisis alérgica les puede jugar una mala pasada al volante.

El Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social y la DGT elaboraron un documento de consenso sobre medicamentos y conducción, de cara a sensibilizar a los profesionales sanitarios y a la población sobre los efectos negativos que puedan acarrear ciertos medicamentos a la hora de ponerse al volante. Tener la información necesaria al respecto es clave para evitar incidentes indeseados con el coche. Los medicamentos que más puede afectar a la capacidad de conducir de una persona son aquellos para tratar los trastornos del sueño, depresión, ansiedad, epilepsia, migrañas, gripe, catarro, alergias

 

Medidas para afrontar la alergia en la conducción

Los alérgicos no tienen prohibido conducir, pero deben seguir unas cuantas pautas preventivas, por su seguridad y por la del resto de conductores:

Coméntale a tu médico de que eres conductor. Así podrá recomendarte un tratamiento que se ajuste mejor a tu actividad conductora, además de prescribirte una posología favorable para la conducción.

Mantén tu vehículo limpio. Las reacciones alérgicas al polen suelen ir acompañadas de reacciones del mismo tipo a los ácaros del polvo y a algunos pelos de animales. Por eso, cuanto más limpio esté nuestro vehículo, menor será la incidencia de estos activos en nuestro organismo.

Más de la mitad de alérgicos tienen el sueño alterado. De hecho, el 40% de los pacientes que padecen rinitis alérgica sufren somnolencia diurna

Conduce con las ventanas cerradas. No bajes las ventanillas mientras conduces, sobre todo en las horas o días de mayor concentración de polen en el aire. Los partes meteorológicos y las webs de información meteorológica suelen facilitar detalles sobre los picos de mayor intensidad de concentración de polen.

Uso de aire acondicionado con filtros HEPA. Si tu vehículo cuenta con aire acondicionado, úsalo, exclusivamente, si tiene filtros de alta capacidad HEPA. De lo contrario, las partículas de polen estarán introduciéndose en tu coche

Estos filtros que se colocan en el interior del salpicadero y filtran el aire de forma que el polen y otras sustancias nocivas no entren en el vehículo. Muchos coches ya tienen integrado este mecanismo. Lo que mucha gente no sabe, es que para que funcione en unas condiciones óptimas y se filtre el 100% de las partículas de suciedad, polen o cualquier otra clase de agente nocivo, este filtro debe cambiarse por uno nuevo al menos una vez al año o cada 15.000 km.

También llamado antipolen, el filtro de habitáculo es una buena herramienta contra las alergias y los estornudos, es de fácil mantenimiento (no precisas nada más que un destornillador para su sustitución) y es bastante económico.

Toma el medicamento por las noches. Los anthistamínicos provocan somnolencia. Sin embargo, si lo tomas por las noches, antes de ir a dormir, por ejemplo, minimizas su acción por el día. Además, la posología de este medicamento suele ser de una unidad por día. Es bueno, por otra parte, anticiparse a los ataques alérgicos. Así, la incidencia de las contraindicaciones es menor.

medicamentos

Utiliza gafas de sol. Cuando la alergia produce lagrimeo y picor de ojos, la luz del sol agudiza los síntomas, así que conviene protegerse.

Evita el consumo de alcohol. Este consejo cae por su propio peso, porque nunca debes beber al volante, pero todavía menos si has tomado antihistamínicos. La combinación de ambos garantiza problemas de somnolencia.

Programa tu viaje. Evita viajar al amanecer (hay más concentración de pólenes) y comprueba el nivel de polen existente tanto en el trayecto como en el destino. Intenta, además, evitar pasar por zonas húmedas y, en la medida que puedas, infórmate del nivel de polen que existe en tu destino.

Si los efectos son muy intensos lo más recomendable es no coger el coche, pedir a alguien que nos lleve u optar por el transporte público. Bajo los efectos de la alergia, lo más sensato es no conducir, por tu seguridad y la de los demás.

Una de las imprudencias más grandes que cometemos los conductores de vehículos motorizados es sin lugar a dudas el uso del teléfono móvil mientras conducimos

 

En resumen

La alergia afecta a la correcta normalidad de la actividad de los conductores. Por ello, es necesario que tomes conciencia de los riesgos provocados, para poder así minimizarlos. Acciones sencillas y de recomendación general nos permitirán una conducción más segura y eficaz

Carbonilla en las bujías

 

Alergia: reducir al máximo sus efectos secundarios para conducir

Alergia: reducir al máximo sus efectos secundarios para conducir

Contacto

Envíanos un mensaje sin compromiso

La alergia y la conducción: ¿qué debes hacer?

Más información

Comentarios