Correa de distribución
Correa de distribución

¿Cuándo hay que cambiar la correa de distribución al coche?

¿Cuándo hay que cambiar la correa de distribución al coche?
La correa de distribución sincroniza el funcionamiento de las distintas partes del motor. De ahí, que sea imprescindible cambiarla cuando sea necesario para evitar averías graves.

La correa de distribución es uno de los componentes más importantes del motor de un coche. Hasta el punto de que una rotura por falta de mantenimiento, podría provocar una avería casi irreparable en el motor.

Por eso, es fundamental respetar los intervalos de mantenimiento y evitar que una rotura de la correa de distribución pueda arruinar tu mecánica.

¿Cuándo hay que cambiar la correa de distribución?

La correa de distribución es una tira de caucho muy resistente capaz de resistir centenares de miles de kilómetros, dependiendo del vehículo. Y es que, no todas las correas de distribución son iguales, ya que en función del tipo de motor puede ser de distinta longitud, materiales, puede ir bañada en aceite…

La misión de este componente es sincronizar el funcionamiento de distintas partes del motor.

Concretamente se encarga de sincronizar el movimiento del árbol de levas y el cigüeñal, de ahí que una rotura de la correa de distribución tenga consecuencias catastróficas para las partes móviles del motor: los pistones chocarían contra las válvulas, las bielas se doblarían… y probablemente tendrías que enfrentarte a una reparación de entre 1.000 y 6.000 euros.

Pero, ¿cuándo hay que cambiar la correa de la distribución? La respuesta es sencilla: cuando lo indique el manual de tu coche, ya sea por kilometraje o por el paso del tiempo.

En cualquier caso, en función del modelo y del motor que equipe, puede oscilar entre los 80.000 y los 200.000 kilómetros. Por otro lado, por plazo de tiempo, lo normal es que oscile entre los 5 y los 10 años.

También debes tener en cuenta que estas cifras son orientativas. Si percibes sonidos o chirridos extraños que proceden del bloque motor o de la zona de la distribución y vives en Ourense, te recomendamos que visites Servicio Alemán para que revisemos el estado de tu correa de distribución.

Cambio de la correa de distribución en función de tu conducción

Al igual que al resto de componentes del coche, el tipo de conducción y de recorridos también puede afectar a la duración de la correa de distribución

De hecho, estará sometida a esfuerzos mayores si tu tipo de conducción es urbana, con paradas y arrancadas frecuentes, cambios bruscos de velocidad, etc. que si conduces a velocidad constante en autopista.

Mucho ojo, porque esto es especialmente importante en motores con la correa de distribución bañada en aceite, como los PureTech de Stellantis o los Ecoboost de Ford.

Estos motores montan la correa en el depósito de aceite y es recomendable, incluso, acortar en un 20% los kilómetros recomendados por el fabricante ya que en caso contrario comenzarán a perder fibras que irán a parar al aceite, dificultando la lubricación del motor.

El clima también afecta a la correa de distribución

Evidentemente, las temperaturas extremas también afectan a la correa, disminuyendo su vida útil. Si vives en zonas extremadamente frías o cálidas, no está de más acortar los kilómetros recomendados por el fabricante.

Cómo saber si tengo que cambiar la correa de distribución

Lo cierto es que percibir si una correa de distribución está en mal estado no siempre es sencillo. Por eso, te recomendamos que en caso de que tengas dudas acudas a Servicio Alemán para que comprobemos cuál es su estado.

En cualquier caso, a continuación te dejamos una serie de consejos para que podrían indicar que ha llegado la hora de sustituir la correa de distribución.

  • La correa está agrietada o presenta fisuras, dientes desgastados o ha perdido su elasticidad.
  • Falta tensión en la correa. No siempre la culpable es la correa. Los tensores que se encargan de mantenerla tensa para que funcione correctamente también deben estar en perfecto estado para que pueda cumplir su función. Si oyes ruidos raros o chasquidos procedentes de esta zona, deberás cambiarla.
  • Percibes chirridos o ruidos extraños procedentes de la zona de la distribución.

Precio del cambio de la correa de distribución 

Es imposible dar un precio para el cambio de una correa de distribución con precisión, ya que en un coche urbano sustituirla podría rondar los 400 euros mientras que, en uno de gama alta, podría irse por encima de los 1.500 euros.

En cualquier caso hay algo que está claro: siempre resulta más económico sustituir la correa de distribución que reparar los desperfectos que puede generar en caso de rotura.

Si crees que tu coche podría necesitar un cambio de correa, te recomendamos que acudas a Servicio Alemán, nuestros mecánicos te ayudarán a salir de dudas y podrán realizar el cambio en caso de que sea necesario con rapidez y eficacia.

¿Cuándo hay que cambiar la correa de distribución al coche?

¿Cuándo hay que cambiar la correa de distribución al coche?

Contacto

Envíanos un mensaje sin compromiso

Comentarios