fusibles_coche

Fusibles del coche, ¿qué debes saber?

Fusibles del coche, ¿qué debes saber?
Todo lo que debes saber sobre los fusibles del coche: cuándo cambiarlos, cómo hacerlo y qué ocurre si alguna de estas piezas se funden. 

Frente a una avería eventual en el coche, los fusibles son un medio de protección para impedir que se produzcan mayores daños en los sistemas eléctricos del vehículo. De ahí que sea tan importante saber sobre estas pequeñas piezas de nuestro vehículo. 

Cuando existe alguna sobretensión interna, para evitar que cualquiera de los sistemas centrales puedan verse afectados, los fusibles se funden y de esta manera evitan mayores complicaciones en el vehículo.

Aunque siempre es aconsejable realizar un diagnóstico sobre la avería tras producirse una.

Cada uno de los fusibles instalados en el coche se clasifica en función de los amperios que puedan soportar. Podemos identificar el amperaje comprobando el número que llevan grabado en la superficie de la pieza.

Cuanto más potente sea el elemento a proteger, mayor deberá ser la intensidad que pueda soportar su fusible. Tras la avería, se debe localizar la caja de fusibles y hacer una revisión exhaustiva de lo que pudo haber ocurrido. 

  1. Qué tipos de fusibles de coche existen
  2. Cómo cambiar un fusible del coche
  3. Preguntas frecuentes sobre fusibles

Qué tipos de fusibles de coche existen

Existen distintos tipos de fusibles, los cuales se clasifican de acuerdo a los amperios que puedan soportar. Esto se indica en el número que llevan grabado en la superficie de la pieza.

Como el amperio (A) es la unidad de medida de intensidad de la corriente eléctrica, cuanto más potente es un elemento para proteger, mayor será la intensidad que soporte el fusible. 

Los fusibles se clasifican según el color y el número:

  • Fusible de 10 amperios. Estos son de color rojo y su función es la proteger el equipo multimedia, sistema de alumbrado y cierre centralizado del coche.
  • Fusible de 20 amperios. Vienen de color amarillo y protegen algunas de las funciones relacionadas con accesorios, como por ejemplo el encendedor del vehículo.
  • Fusibles de 30, 35 y 40 amperios. Estos se fabrican en color verde, transparentes y ámbar. Se encargan de proteger el motor de arranque, elevalunas o climatizador.
  • Fusible de 15 amperios. Son de color azul y están relacionados con la bomba de combustible del coche, las luces de frenado y el limpiaparabrisas.
  • Fusible de 5 amperios. De color naranja. Sirven para los sensores de aparcamiento, el claxon o la alarma del coche.

Para conocer exactamente cuáles son los fusibles que tiene cada vehículo y su función en el sistema, lo ideal es consultar el manual del usuario o preguntar la información en el taller o directamente al fabricante.

Cómo cambiar un fusible del coche

La ubicación de la caja de fusibles suele ser debajo del volante. En general está oculta tras el umbral que separa el salpicadero y la puerta del conductor o en un lugar elevado, bajo el capó.

Si no se encunetra en estos lugare, se debe sonsultar el manual del usuario, donde se indica con precisión donde está ubicada. 

El paso a paso para cambiar los fusibles del coche, es el siguiente.

  1. Descúbrelos. Lo primero es retirar la tapa de plástico de la caja que contiene los fusibles. Es probable que haya que hacer algo de fuerza, porque suele ir encajada a presión.
  2. Detectar el fallo. Identificar el tipo de fallo que tiene el vehículo (de acuerdo a lo que indica el manual de usuario es posible saber esto). Así entonces se tendrá que cambiar un fusible u otro. 
  3. Retirar el fusible dañado. Una vez identificado, se debe tirar con algo de fuerza del fusible para extraerlo. El movimiento es fácil de hacer y no requiere herramientas, pero resulta mucho más cómodo y sencillo hacerlo utilizando las pinzas especiales que suele estar sujeta en la tapa de plástico de la caja.
  4. Reemplazar el fusible por uno nuevo. Sólo se debe introducir el fusible nuevo en el hueco del viejo y volver a colocar la tapa de plástico.

¡Listo, el cambio se realizó con éxito!

Preguntas frecuentes sobre fusibles

Pueden surgir dudas al respecto de los fusibles del coche. Hacer un recambio de estas piezas suele ser algo muy común, por lo que a continuación se detallan algunas de las preguntas más frecuentes sobre fusibles y dando respuestas a cada una de ellas.


Si se funde un fusible, ¿solo hay que cambiarlo?

Cuando se produce un pico de intensidad eléctrica los fusibles se funden, pero es probable que su rotura implique algún problema eléctrico en el sistema sobre el que actúa el fusible. Por eso es muy probable que vuelva a romperse en cualquier momento si se hace un recambio de la pieza. 

Lo ideal es, si se funde el fusible, acudir lo antes posible a un taller especializado en electricidad del automóvil o a un servicio técnico oficial para intentar detectar el fallo. Corregirlo a tiempo puede evitar que se produzcan daños mayores.


¿Puedo provocar una avería si cambio el fusible?

Lo más probable es que no se provoque una avería al realizar el cambio de fusible. Lo que puede pasar, como mucho, es que el fusible vuelva a fundirse. Así seguirá ocurriendo hasta que se repare ese sistema.


¿Qué pasa si pongo un fusible de menos amperaje?

Es muy importante mantener la recomendación del fabricante del vehículo, ya que un fusible de menor amperaje no protegerá con suficiencia al sistema afectado.


¿Qué pasa si pongo un fusible de más amperaje?

En el caso de colocar uno de mayor amperaje, lo que puede pasar es que se genere una avería grave en todo el sistema. Al utilizarlo en el motor de arranque, por ejemplo, éste puede quemarse.


¿Cuánto cuesta un fusible y dónde puedo comprarlo?

Los fusibles se venden en tiendas especializadas de repuestos del automóvil o incluso en tiendas de productos eléctricos. En general vienen en cajas de ocho o diez unidades. Cada una cuesta algo más de 1 euro, y llevan fusibles de todos los amperajes. Normalmente valen para cualquier coche.


Dejará de funcionar algún sistema si no cambio el fusible

En caso de no cambiar el fusible tras una avería, el sistema que está conectado con ese fusible dejará de funcionar. Por ejemplo, si se funde el fusible de la luz interior del coche, ésta no encenderá, además de todos los demás sistemas que controlen ese mismo fusible. Al cambiar el fusible, volverá a funcionar. Siempre que vuelva a fundirse, se quedará de nuevo sin ese dispositivo.


¿Por qué cada fusible es de un color?

Los fusibles vienen de un determinado color para poder identificarlos rápidamente. En el caso de los fusibles de color rojo, se corresponde con los de 10A, los naranjas son de 5A; los amarillos, de 20A; los azules, de 15A; los blancos, de 25A, los verdes, de 30A.

Esta es la manera en la que se pueden identificarlos para no caer en errores cuando se tenga que realizar una reposición.


¿Tengo que llevar fusibles de recambio en el coche?

Lo recomendable es adquirir una caja de fusibles de recambio para llevar siempre en el vehículo, junto con las bombillas de repuesto, por si alguna de estas piezas falla.

No es obligatorio para circular con el coche, es decir no es motivo de una sanción, aunque sí lo es, por ejemplo, circular sin luces que en todos los casos son necesarias. Por eso es aconsejable contar con estos repuestos.

Fusibles del coche, ¿qué debes saber?

Fusibles del coche, ¿qué debes saber?

Contacto

Envíanos un mensaje sin compromiso

Más información

Comentarios